Fallecidos por comer yuca amarga en Caracas eran oriundos de Colombia

Solo uno fue cremado y el resto sepultado por futuras pruebas forenses, ya que el caso sigue siendo investigado por funcionarios del Cicpc.

La familia Cruz Durán llegó al país hace más de 40 años, procedente de Cúcuta, Colombia.

Con el pasar de los años, solo uno de los cuatro hermanos se nacionalizó, y el jueves de la semana pasada falleció, producto de haber ingerido yuca amarga en Catia.

Se trata de Alonso Cruz Durán, de 65 años. Con él, también perdieron la vida sus dos hermanos: Jesús María Cruz Durán, de 53 años, y Xenia Stella Cruz Durán, de 57.

Jhonatan Stiven Linares Cruz, de 19 años, sobrino de los tres también murió, además de una amiga y vecina de la familia, llamada Bertha.

En total fueron cinco los fallecidos por haber consumido el tubérculo tóxico.

Familiares acudieron a la morgue de Bello Monte durante toda la semana pasada para ir gestionando el retiro de los cadáveres.

Incluso, ayer en la mañana hacían lo últimos trámites para llevarse el cuerpo de Xenia Stella, el que faltaba por recibir los actos fúnebres.

Tulio Linares, cuñado de los hermanos y padre de Jhonatan, dijo que sus parientes vivían en el barrio Isaías Medina Angarita de Catia.

La yuca amarga la compraron el sábado en una puesto informal de la calle Argentina. Pagaron 3 kilos por mil bolívares.

“No tenían nada qué comer y compraron esa yuca. Se la fueron comiendo durante el día. Unos almorzaron, otros cenaron, y otros desayunaron al día siguiente”, relató Tulio.

El primero en sentirse mal fue Jesús María, quien se descompuso el mismo sábado en la noche.

Lo llevaron al hospital Periférico de Catia el domingo, le aplicaron un tratamiento para el dolor estomacal y lo mandaron a su casa. Murió el lunes a las cinco de la mañana.

El segundo en presentar síntomas de debilidad fue Jhonatan, la tarde del martes. Fue llevado al mismo hospital y murió el miércoles a las 10 de la mañana. Ese mismo día murió Bertha (la vecina amiga) en su casa.

El miércoles también se descompensó Alonso, quien murió el jueves a las 11 de la mañana, y el viernes cuando acudió una comisión de sanidad a inspeccionar la vivienda, se percataron que Xenia Stella estaba afectada también. Ella murió el sábado en el hospital Pérez Carreño.

El único cadáver cremado fue el de Jesús María, el resto fue sepultado para futuras pruebas forenses. Las autopsias revelaron como causa de muerte: intoxicación exógena por yuca amarga.

A todos les practicaron pruebas toxicológicas e histológicas, según detallaron los deudos.

Xenia dejó dos hijos, Alonso y Jesús María no tenían hijos, mientras que Jhonatan tenía dificultades de aprendizaje. Pese a ello, el joven hizo un curso de coste y costura en el Inces.

Familiares solicitaron a las autoridades evitar la venta de este producto en las calles. “Solo pedimos que atiendan esta emergencia, porque no sabemos cuántas personas más comieron de esa yuca”, dijo Tulio Linares.

ElUniversal

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s